-400 € en el modelo Stressless® Mayfair Más información
Del 10 de mayo al 28 de julio, Disfrute de -100€ en cada silla* Más información
Descubra Stressless® ¡Berlina! Más información
/es-es/-/media/stresslesssite/products/sofas/annapalomalightgreygilrs1920x1280.jpg?cx=0.61&cy=0.52&cw=1920&ch=1080&hash=F9A88F05C6BCCC9D82E5D3B5A2A6E3E8

Cuidado y mantenimiento

Si tratas bien tus muebles, durarán mucho más tiempo.

Kits de cuidado de Stressless®

El kit para el cuidado de piel Stressless® (mediano/grande) contiene un limpiador de piel y crema protectora. También están disponibles toallitas para el cuidado de la piel de Stressless®. Existen productos de limpieza y cuidado especiales para la calidad de piel Pioneer: Kit para limpieza y revitalización de la piel Pioneer de Stressless®.

Para mantener la piel y aumentar su resistencia a las manchas, la crema protectora debería aplicarse en todas las superficies de piel de tu sillón cuando está nuevo. Te recomendamos que limpies la piel con el limpiador de piel de Stressless® una vez cada seis meses como mínimo para que ofrezca su mejor aspecto, eliminar las manchas con regularidad y garantizar una larga vida útil de la piel. Aplica siempre la crema protectora después de la limpieza.

Precauciones para muebles de piel

• La piel, al igual que cualquier otro material natural puede perder color si se expone a la luz directa del sol durante un largo periodo de tiempo. Noblesse es una de nuestras pieles más naturales y, por ello, es especialmente sensible a la luz del sol. Por ello, para minimizar su decoloración, evite colocar los muebles tapizados con esta piel bajo la luz directa del sol.
• Para conservar las propiedades de la superficie de la piel, recomendamos que mantenga una distancia mínima de 30 cm. entre el mueble y cualquier fuente de calor.
• La piel no es resistente a la acción de animales de compañía. No permita que sus mascotas se suban a sus muebles tapizados con piel. Sus garras pueden arañar la piel, lo que podría suponer una reparación muy costosa. Además, su saliva es ácida y también puede dañar el acabado de la piel.
• Para evitar manchas difíciles de quitar, proteja la piel contra productos químicos de uso doméstico como, por ejemplo, (la mayoría de) detergentes domésticos tales como limpiacristales, lejía, esmalte de uñas, quitaesmalte, pegamento, betún, pintura o materiales corrosivos. Evite el uso de detergentes domésticos y TODOS los productos que contengan disolventes y aceites, ya que pueden dañar la superficie de la piel. No utilices productos de limpieza de uso general para eliminar manchas difíciles de quitar. Muchos de estos productos son agresivos y no pueden utilizarse de forma segura en la piel. No limpies la piel con limpiadores a vapor.
• Ciertos cosméticos y productos para el cuidado corporal contienen disolventes y aceites. Estos productos no son aptos para pieles, ya que pueden deteriorar su acabado con el paso del tiempo. Procura no sentarte en un sillón con tapicería de piel con el pelo mojado o inmediatamente después de aplicarte cosméticos o productos para el cuidado del cuerpo. Para evitar la acumulación de estos productos, limpia el producto con regularidad del modo indicado.
• Algunos de los tintes de piel tienen un efecto de color de dos tonos (efecto sombra/antiguo). La piel teñida con un efecto de doble tono puede cambiar de aspecto y desgastarse de forma irregular con respecto a la piel teñida con un solo color. Esto ocurre especialmente en las zonas del mueble que están expuestas a un mayor desgaste como los reposabrazos, los cojines de los asientos y los reposacabezas.
• La capa superior protege la piel y facilita la limpieza, pero sigue siendo vulnerable a las manchas y al desgaste. Si se destruye la capa/color superior, la piel puede deteriorarse con mayor rapidez. Las manchas producidas por líquidos penetrantes, así como cualquier daño o arañazo profundo, normalmente son irreparables y pueden provocar que el acabado de la piel cambie de aspecto, se agriete o se pele.
• La ropa vaquera y los tejidos duros someten la piel a un fuerte desgaste y pueden dejar en ella rastros de color difíciles de eliminar sin correr el riesgo de destruir el color superior de la piel. Los colores de piel claros en particular son vulnerables a este tipo de contaminaciones de color.

Consejos de mantenimiento:
• Mantén el aspecto y la textura de la superficie de la piel limpiándola semanalmente con un paño limpio y seco o bien con una aspiradora y el accesorio de cepillo suave. De ese modo, eliminarás las partículas de polvo.
• Recomendamos limpiar y volver a proteger tus muebles de piel semestralmente, como mínimo.