Madera Stressless

Cuando la madera se convierte en estilo...

Grey, nuestro nuevo tinte moderno y elegante

Déjese inspirar por este nuevo matiz en el corazón de todas las tendencias. Nuestro nuevo tinte de madera Grey es moderno y elegante. Es polivalente y combina con una amplia paleta de colores. Se integra armoniosamente en los espacios en los que predomina el gris, una tonalidad que le invita a dar rienda suelta a su creatividad

Un estilo, una madera...

Todos los pies de madera de los modelos de sillones y sofás Stressless® pueden personalizarse para combinar con todos los estilos ¡Elija la madera que mejor se adapte a su hogar! Decántese por uno de nuestros ocho tintes para la madera de su sillón o sofá: Naturel, Chêne, Noyer, Teck, Teinté moyen, Wenge, noir y Grey.

Imagine todas las combinaciones que ofrece la elegancia de la madera asociada a la nobleza de la piel gracias a los más de 160 colores disponibles. ¡Personalice su sillón a su gusto!

Deslice el cursor sobre las muestras

Negro
Wengué
Gris
Teñido
medio
Teca
Ahogar
Roble
Natural

La madera de haya por su fortaleza

El pie de los sillones Stressless® es de madera de haya laminada. El haya es una madera clara que destaca por su grano, compatible con una amplia paleta de colores. La fortaleza del haya garantiza la extrema solidez de su sillón o sofá.

El trabajo de la madera, una especialidad de Ekornes

Nuestra fábrica de Tynes en Noruega

Cada madera se controla para identificar el veteado y las diferencias de color, con el fin de buscar una estética perfecta para su futuro sillón. Las posibles irregularidades se detectan con un láser y una cámara para mayor precisión.

 

Una estética cuidada hasta el más mínimo detalle

El barnizado de la madera es otra especialidad de Stressless®. Una vez listos, los futuros pies se barnizan en las instalaciones de la fábrica de Tynes. Existen 8 colores de tinte y permiten cambiar el tono del pie en pocos segundos. Antes de ser tintadas, las piezas se limpian con aire a presión para eliminar el polvo del lijado y, continuación, se aplica el tinte con un robot. Una vez secas, otro robot se encarga de aplicar el barniz a las piezas, que deben secar de nuevo antes de ser enfriadas y lijadas. Por último, se aplica una nueva mano de barniz sobre la madera.